Posteado por: Bernardo | septiembre 14, 2009

La W perdida

why

“Imaginad a un hombre ardiendo. Está envuelto en llamas. Irrumpe en la habitación, y sofocáis el fuego. Luego aparece otro hombre también abrasándose. Lo apagáis y seguís con vuestros quehaceres. Al poco entrar dos, tres, cuatro, cinco, hasta diez más. Extinguís el fuego de todos ellos y los mandáis a un hospital. Pero nadie trata de averiguar por qué esos hombres se quemaron”.

James McBride, National Geographic, España, abril 2007.

Who (quién). What (qué). When (cuándo). Where (dónde). Why (por qué). Y a veces how (cómo). La regla de las 5 W ha dominado como pocas el ejercicio de la profesión durante más de un siglo. Incluso el mismísimo Rudyard Kipling transformó a las 5 W en dogma intocable en el principio de Just so stories : I keep six honest serving-men/ They taught me all I knew; Their names are What and Why and When/ And How and Where and Who. Aglomeradas en el primer párrafo, organizadas bajo una pirámide invertida o diseminadas como migas del pan hasta el final del texto (más contemporáneo), las 5 W han comandado el periodismo durante décadas. Pero en los últimos años, la W estrella, el porqué, parece haber desaparecido de los diarios de papel. David Simon, ex periodista de The Baltimore Sun y guionista de The Wire, en una reciente entrevista reciente, se lamentaba del extravío de su W favorita: “El porqué es lo que convierte al periodismo en un juego de adultos, y la única manera de explicar el porqué es mediante periodistas absoluta y enteramente comprometidos. Y para tener ese tipo de periodistas en plantilla, los periódicos tienen que pagarles lo suficiente”.

Why__by_sbego
La prensa de papel, perdida en el espejismo de la inmediatez, entregada a la mimesis superficial de sus propios sites, se ha olvidado de explicar el porqué de la vida/noticias. En la era de la personal media, donde el ciudadano se informa como y donde quiere, los periódicos han dejado de ser una fuente primaria de información, como afirman Bruno Patiño y Jean-françois Fogel, cerebros de Le Monde Interactif en su recomendable La prensa sin Gutemberg. Los diarios de papel nacen viejos. Reproducen noticias del ayer. En muchas ocasiones sin dar un paso. Sin explicar el porqué. Algunos directivos todavía ven la profusión de textos de apoyo (números, frases..) e infografías como enemigos de la información, no como compañeros de viaje. Consideran el diseño – una de las fórmulas para reescatar la malograda W perdida- como enemigo, como mero paisaje. Todavía abundan en las páginas impresas las notas secundiarias y terciarias (casi siempre viejas), en lugar de un tema de apuesta y columna de breves (aumenta el número de noticias y la profundidad del tema relevante). Y se dejan los montajes multimedias como mero paisaje o anécdota dentro de las ediciones on line. No basta conque los columnistas expliquen. El hecho, un deja vú para para lector, se presenta en papel como si fuera desconocido. Y en muchas ocasiones ni siquiera es ya noticia. La realidad, twitteada hasta la saciedad, no se explica ni interpreta. Y así le va al papel. Juan Carlos Giner, fundador de la consultora Innovation, da algunos consejos para evitar la debacle del papel en un newsletter. Aunque no siempre estoy de acuerdo con sus principios, esta vez le doy la razón. Me quedo con el que “los lectores son más importante que los anunciantes”. Y con un mítico, “deberíamos estar preocupados no por los periódicos sino por el periodismo de calidad”. En papel, en web o en pdas. Mientras el papel sale de su espejismo superficial, alguien me podría explicar Hugo Chávez compra armas en Rusia, por qué a Portugal le producen recelo las obras farónicas españolas o por qué el referéndum de Arenys de Munt provoca tanta polémica en España?


Responses

  1. Buena entrada, compañero.

    Un abrazo.

    PD. ‘The Wire’, qué maravilla de serie…

  2. busco una W, donde estará…. La W es una utopía.

  3. […] las noticias de la semana. Mientras en Holanda se preocupan por el porqué de la realidad, por la W perdida, por generar nuevos lectores, en España pierden el sueño pensando en qué regalarán proximamente […]

  4. […] dado voz a este colectivo. Muchos menos, un reportaje sobre las causas de su existencia, sobre el por qué. La versión policial es muy cómoda. El prejuicio contra las bandas latinas es tan grande que […]

  5. […] medios de masa (incluidos diarios) cubren la superficie. Global Post, la raíz el por qué, aquella W de los manuales de periodismo que nadie explica en la actualidad. Sarita Rai, corresponsal de Gobal Post en India, en una simple […]

  6. […] publicar en papel el periódico de ayer (noticias conocidas por todos) y mucho menos despreciar la W perdida del periodismo: quieren explicar el porqué de las noticias. Lo mejor: la integración, la reforma de la […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: