Posteado por: Bernardo | septiembre 17, 2009

Las dos Españas se aburren

montajedefinitivo

Hubo un tiempo en el que el presidente de España (léase Felipe González) colgaba cual moñigote de un cuerda, preso de la pinza de su guerra sucia contra el terrorismo. Dentro de sus gafas psicotrópicas le crecía la cara del mayor traidor/corrupto de su imperio (digamos Luis Roldán). Hubo un tiempo en el que el gentelman nacionalista (Jordi Pujol) sacaba jugo y pesetas a un presidente al que exprimía como una naranja. La derechona empuñaba la carcajada, reflejaba su ira en el espejo deformante del callejón del gato (portadas del ABC). Una España, pataleando, se divertía de esa otra que nivelaba la enseñanza católica al juego del parchís.
Hubo otro tiempo (mucho más cercano) en el que el líder de la oposición conservadora, Mariano Rajoy, se creía el rey en Youtube convocando a su España a la revuelta de las banderas. La reina (God save the queen) aparecía con un bozal punk que la incitaba a callarse. Los francoherederos, esa sangre-dictatorial-impune-que-además-se-forra, reinaba en las portadas de la otra España (el Público de la primera época). Pero el ludismo, la ironía, son un pecado en Catolicolandia. Las dos España volvieron al reino de la materia gris. La trinchera política se ha instalado en las portadas. La guerra del bipartidismo plano acapara todo.

guardian
Mientras en Inglaterra hasta la prensa seria hace portadas cubiertas de humor e imaginación, en España, la derecha critica el paro made in Zapatero con portadas sosas . Y la izquierda, clava sus puñales a la derecha con mediocridad visual. ¿A quién le extraña que con semejantes portadas/puertas, el periodismo de declaraciones y las ruedas de prensa sin preguntas gobiernen el país? Menos mal que nos queda 20Minutos, uno de los pocos periódicos donde lo ciudadano manda y esquiva esa crispación política que a ojos de Isambard Wilkinson, corresponsal de Daily Telegraph, es “una trifulca doméstica sin interés internacional”. Tendremos otra guerra civil (aunque sea de virus informáticos). Los políticos conseguirán que las dos Españas se arranquen la piel. Y si depende de nuestra prensa, no habrá otro Berlanga. Nadie grabará una película como La Vaquilla, donde los dos lados militan en la carcajada y se divierten juntos. Como podría haber dicho Antonio Machado, una de las dos Españas te aburrirá el corazón.


Responses

  1. Vamos hacia los extremismos políticos, si no estamos ya.
    Siempre habrá dos españas y eso es lo que nos impide avanzar y ponernos a la altura de otros paises, una pena.

  2. […] https://alfazentauro.wordpress.com/2009/09/17/las-dos-espanas-se-aburren/ […]

  3. […] El diario conservador español ABC cambió de cara el pasado viernes. Han corrido ríos de tinta, bites, elogios y críticas facilonas. Por eso no intentaré explicar un cambio anunciado a bombo y platillo por ellos mismos. ¿Qué me gusta de la reforma de ABC? Para empezar, apuestan (teóricamente) por lo que llevo repitiendo desde el nacimiento de este blog: una única marca y múltiples plataformas, mayor profundidad y análisis en la edición papel, una inmediatez que se resuelve en la web y que no contamina al papel. Parece que se han dado cuenta qué no tiene sentido publicar en papel el periódico de ayer (noticias conocidas por todos) y mucho menos despreciar la W perdida del periodismo: quieren explicar el porqué de las noticias. Lo mejor: la integración, la reforma de la arquitectura de la redacción, contada en un jugoso vídeo. Me ha gustado también el storytelling del cambio, su transparencia, el site propio, los vídeos como el de la nueva tipografía. También me parece acertado el eliminar el .Es del abc.es: refuerza la idea de que es una única marca, las mismas noticias en diferente formato. El Mundo.es en la cabecera de papel de El Mundo viene a ser lo mismo. Está claro que a ABC le interesa más que su lector envejecido entre en el site sin asustarse, “porque es el periódico de siempre”. En cuanto al papel: me gusta que el diario sea (teóricamente) más visual y que se incorpore narrativas a dos y tres velocidades en las noticias. Más todavía, me place la apuesta de fin de semana por el reportaje y el análisis. Lo mejor del número 1: deporte (buen tema de apertura, “Mundial rico en país pobre” con buena info), buenas infografías. Y, ta ta chán, lo que no me gusta. En general, el mucho ruido y pocas nueces. Aunque la arquitectura/integración sean su gran apuesta, lo que se ve no coincide con lo que anuncian. El primer número en papel da pena: la foto de apuesta (la única) es una del Papa con Zapatero, sin fuerza, prácticamente en blanco y negro. La apertura de doble de España es gris (pag 18 y 19), sus gráficos del siglo pasado. Las fotografías rozan el absurdo, pésimas: politizadas y sin vida: Soraya Sánchez, del PP, una bandera española (pag 24), una torpe silueta de Obama (pag 42), banqueros por un tubo… Hay muy pocos temas de apuesta (salvo el de portada), páginas saturadas de pequeñas informaciones sin nada que mande con fuerza. Una edición floja, muy floja, para un relanzamiento. De la web no me gusta que hayan elegido el diseño más manido (en 3 columnas en vertical). La participación que nos han vendido está escondida en la parte de abajo. No impregna, para nada, el site. Ójala que me equivoque y que el nuevo ABC profundice en los cambios y se convierta en un referente. Pero tengo al impresión de que es el diario del pasado, el mismo de siempre, católico y sentilmental. Y sin el brillo de aquellas portadas únicas de Mingote. Las dos Españas se siguen aburriendo. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: