Posteado por: Bernardo | septiembre 22, 2009

Real (banana) politik

banana-gun-9818

Lula sonríe (y gana prestigio). Obama calla (y pierde enteros en América Latina) mientras Clinton habla (de nada). El dictador Micheleti asesina (y se pone nervioso). El guión hondureño se la ha escapado de las manos a la Casa Blanca. Y la vuelta de Manuel Zelaya, el presidente depuesto, a Tegucigalpa ha sido la guinda surrealista a uno de los mayores disparates políticos del nuevo milenio. Que Zelaya sonría en el rincón de Lula en Tegucigalpa demuestra lo sencillo que habría sido torpedear el golpe de Estado del pasado 28 de junio.
Y pone sobre la mesa todas las variables, hasta ahora semi ocultas, de la artimaña militar. El mayor pecado de Zelaya fue dar la espalda a las petroleras estadounidenses y acercarse a la Petrocaribe de Hugo Chávez. Porque Honduras esconde petróleo. Y mucho. La prospecciones de la empresa noruega Petroleum Geo Services (PGS) auguran tres billones de toneladas métricas de crudo en aguas hondureñas. Zelaya, además, cometió la desfachatez de subir los sueldos, incluso a los trabajadores bananeros. Andy Robinson, en su excelente blog en La Vanguardia, cuenta cómo los trabajadores de la empresa bananera Chiquita han pasado de ganar de 170 dólares mensuales a 300 por recoger plátanos “doce horas al día a temperaturas tropiales rociados de pesticidas tóxicos”. Chiquita, a principios de este año, criticó al gobierno de Tegucigalpa por haber subido un 60% el salario mínimo. Chiquita, la descendiente directa de la denostada United Fruit Company que financió golpes de Estado a mansalva en América Central, amenazó incluso con irse. No es de extrañar. Honduras es la república bananera por excelencia. La que satirizó Miguel Ángel Asturias en El señor presidente. La que esboza Woody Allen en Bananas. La que protagoniza el vídeo juego . En 1929, queriendo explicar lo fácil que era comprar a un congresista, Samuel Zamurray, alias Banana Sam, presidente de la Cuyamel Fruit, empresa rival de la United Fruit, afirmó: “Un diputado en Honduras cuesta menos que una mula”>Trópico.
En el siglo XXI poco a cambiado. Quizá cuesten un poco más. La realpolitik del Tío Sam, esa política de la realidad basada en intereses prácticos, está manchada de petróleo. Huele a plátano podrido. Pero sabe a crudo. Y , de paso, a política. La dictablanca americana, como explicó con brillantez Guillermo Almeyra en La Jornada, pretende crear un punto de inestabilidad entre El Salvador y la Guatemala, países alineados en el ALBA de Chávez. Y de pasada, en la América izquierdista del sur.

revolver-stickets-banana_dzeen
Las pistas de la implicación estadounidense en el golpe son tantas que apenas esbozaré una hilarante pregunta. ¿Por qué Lanny Davis, asesor de Clinton en el caso de la chupoptera becaria Lewinsky, es consultor del Micheletti? Lo peor es que Zelaya (que tampoco es un santo) no vulneró, como probó Ignacio Ramonet en Le Monde Diplomatique, un sólo artículo de la Constitución hondureña. Ni organizó ningún referéndum. Ni deseaba prolongar su mandato. Realpolitik. La política de lo real. Sin éticas ni moralidades. Banana con petróleo. Dictablancas imponiendo presidente-anti-pueblos. Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz, envío un mail al aire (que me llegó), ridiculizando la política internacional de Obama. Adolfo, fantaseando sobre un supuesto café que tomó en Buenos Aires con un Obama desubicado, explicó mejor que nadie la realpolitik petrolizada del momento: “Llegó bastante agitado y preocupado, dijo que la Casa Blanca está llena de fantasmas y que hay días que no puede dormir. Yo no creo en los fantasmas, pero que los hay, los hay. (…) Ahí están los militares hondureños que corren al trote a Washington para informar que cumplieron las órdenes de dar el golpe de Estado al Presidente Zelaya”.


Responses

  1. Gracias por analizar las cosas quitándole la cáscara, cómo a los plátanos. La codicia tiene, por lo visto, tintes y sabores de muchos colores…
    !Ya está bien de que siempre ganen los mismos y encima a su manera!

  2. espectacular! felicidades!

  3. Enhorabuena por los reportajes tan buenos y con humor , que falta nos hace a todos

  4. […] Golpe de Estado en Honduras. Real (Banana) Politik titulé una entrada de este blog donde analizaba algunas de las causas del golpe. Impresentable que […]

  5. […] fotográfico fabuloso; Alianza Comic de Civilizaciones, donde uno cómic, política y religión, Real Banana Politik donde explico las causas del golpe de Honduras que pocos desmenuzaron en la prensa española; Deja […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: