Posteado por: Bernardo | noviembre 27, 2009

Estatut? What Estatut?

¡Más tinta, que es la guerra! Un día después del documento/editorial unánime de la prensa catalana a favor del Estatut, algunas cabeceras de Madrid contraatacan. ABC con una portada brillante, monotemática y efectiva, la visión de la España única mirando con sorna/desprecio al presidente Zapatero y su camino de espinas. El Mundo, inteligente en su posición, saca punta al asunto con contundencia: “sí, por descontado, es respetable la voluntad de los 1,9 milones de catalanes que refrendaron el Estatut, es ocho veces más respetable la voluntad de los 15,7 milones de ciudadanos españoles que votaron a favor de la Constitución en 1978”. Más tinta que es la guerra. Arriba/abajo el Estatut. Santiago y cierra España; visca Sant Jordi e Catalunya. Causa cierto estupor ver cómo 31 años después de ser aprobada la constitución, un asunto como la modificación del Estatut de autonomía provoca tanto nerviosismo por ambas partes. Y que una palabra, el término nación, cause tantas antipatías en la derecha españolista. El Tribunal Constitucional todavía no se ha pronunciado. Y Catalunya (a través de sus diarios) ha sentido la necesidad de unirse cívicamente. Les acusan de presionar al TC. Pero, ¿que el Partido Popular abra un recurso contra el nuevo Estatut en trámite no es una presión lapidaria, extrema y absolutamente influyente en el máximo órgano defensor de la Constitución? España se rompe (o casi) por la intransigencia de algunos. Y si nos damos un paseo por el mundo, por sus diarios, nos damos cuenta de lo poco que interesa un asunto como la guerra del Estatut. En el Reino Unido, apenas un diario escocés, se hace eco del alud de críticas al editorial catalán conjunto. No acaban de entender, desde una región-nación con parlamento propio, la pataleta española. En Francia, ningún rotativo nacional le da importancia. En Italia, un teletipo de Ansa no ha provocado ni frío ni calor. Libero News no ha entendido mucho el asunto y titula algo algo así como “Ansias de secesión contra el amigo Zapatero”. Apenas Portugal, que sintoniza en el antiespañolismo con Cataluña, ha prestado cierto interés al conflicto del Estatut. El diario lisboeta Público reproduce parte del editorial conjunto y destaca una frase que podría resumir por qué a nadie, más allá de los Pirineos/Atlántico, le interesan las pataletas soberanistas-o-españolistas: “Hay un creciente cansancio de tener que soportar la mirada irritada de los que continúan mirando para la identidad catalana como un defecto de fábrica que impide a España alcanzar la soñada e imposible uniformidad”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: