Posteado por: Bernardo | julio 14, 2010

La Cañada Real se mueve

“Letras, cámaras, acción. Primero la C. Después la A. Llega el turno de la Ñ. Luis Díaz, activista y fotógrafo, agarra el sombrero de la letra. Diego Peris, arquitecto, sujeta la parte trasera. No es sencillo: mide 1,8 metros de altura, 1,2 de anchura. Su estructura, de ladrillo y pladur, pesa 80 kilos. Poco a poco, las dos palabras se completan sobre la colina: CAÑADA REAL. La tipografía no es otra que la Hollywood hills, usada en la archifamosa ladera de Los Ángeles. Letras abajo, la autovía M-50 serpentea en un horizonte ocre. Misión cumplida: la Cañada Real, como la meca del cine, ya tiene su icono. Diego Peris recuerda el objetivo de esta intervención del colectivo multidisciplinar Todo por la Praxis: “Dar visibilidad a la Cañada Real aludiendo al símbolo de un estilo de vida. Las famosas letras de Hollywood ahora están construidas con la misma materia prima que las viviendas de la Cañada. Ese sueño destapa la paradoja de alegalidad de la zona”.

Misión cumplida: CAÑADA REAL. Los vecinos del sector IV ya pueden soñar. Pero bajo las letras-deseos de pladur yace una de las más complejas ecuaciones urbanísticas de Europa: 14,2 kilómetros que discurren por el término municipal de cuatro municipios (Coslada, Madrid, Rivas Vaciamadrid y Getafe); una “vía castellana de titularidad pública” regulada por un edicto real de Alfonso X el Sabio que se remonta a 1273; un pedazo de vía pecuaria que va de La Rioja a Ciudad Real por donde hace medio siglo que no transita ganado; un no lugar ignorado por las instituciones que en los últimos años acoge a familias de marroquíes, rumanos, búlgaros o gitanos españoles; una ciudad continua que se adentra sin complejos en el Parque Regional del Sureste. Un cóctel imprevisible, en definitiva, de vecinos bien que viven en chalés (sectores I, II, III, IV), trabajadores pobres (IV, V) que residen en casas dignas y algunos sin papeles hacinados en casi chabolas (sector VI)”.

Sigue leyendo el reportaje que el domingo publiqué en Magazine, revista semanal de La Vanguardia y de otros 24 diarios españoles. Algo se mueve en la Cañada cuando los curas progres de la parroquia acudieron al anarco-arquitecto Santiago Cirugeda para construir un centro de formación. El texto (y las fotos) resumen mis viencias de los meses que frequenté la Cañada Real, no lugar donde los haya. Los únicos problemas que he tenido en la Cañada, presunto nido de traficantes y yonquis, han sido con políticos de la Comunidad de Madrid que nunca aportan la información que se les pide.

post to facebook Meneame


Responses

  1. […] Más Vistos El vídeo gay que molesta a la ultra derechaPorno animal (y el declive del papel)La Cañada Real se mueveSexy DisneyLa guillotina que le faltó a EspañaTras los pasos de Burle Marx10 buenas noticias para […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: