Posteado por: Bernardo | octubre 26, 2010

El amor en los tiempos de Twitter

¿Cómo se contaría la historia perfecta según García Márquez, La muerte en Samarra, en el año 2010? Hace unas décadas era así de simple, redonda y perfecta. Un criado aterrorizado que ve a la muerte se lo cuenta a su amo y huye hacia Samarra. El amo le dice a la muerte que por qué puso cara de amenaza a su criado. No era de amenaza -responde la Muerte- sino de sorpresa. Porque lo veía ahí, tan lejos de Samarra, y esta misma tarde tengo que recogerlo allá.
¿Se contaría así esta historia en la era del Twitter? Se me ocurrió pensar en esta hipótesis alrededor de Gabo, ya que estoy en Cartagena de Indias, para mi presentación en el I Foro Iberoamericano de periodistas
. El tema del foro, Medios tradicionales y emergentes, invitaba a ello. En El amor en los tiempos del Twitter, presentación que podéis ver y descargar en Slideshare, doy mi visión. Falta el discurso, pero creo que se entiende. Cambio la palabra criado” por “periodismo” para jugar y reflexionar. Twitter alertaría al “periodismo” de que no vaya a Samarra. La alerta se convierte en un hasgtag #vidaensamarra que dinamita los mapas de Trendmap. Al final, un bloguero da la exclusiva: el periodismo está vivo. El mensaje ha cambiado. La noticia (muerte en Samarra) de la mañana ha fallecido por la noche. Es otra. El periodismo está vivo, no fue a Samarra, esquivo la crónica de su muerte anunciada. La noticia rebienta en los agregadores (Mename, Digg). Fluye a través de redes sociales. Llega (mal) a las ediciones de papel de diarios importantes. Al final, The Hollywood Reporter saca un doble provecho del flujo de #vidaensamarra. En su web da una entrevista casi exclusiva. En su nueva revista de domingo, la mega exclusiva: entrevista con la amante del periodismo. O sea: el periodismo no estaba muerto, sino que encima estaba enamorado. Utilizo el ejemplo de The Hollywood Reporter porque creo que es premonitorio: el medio acaba de suicidar su edición diaria. Hartos de que los blogs les quitasen las exclusivas, los editores de The Hollywood Reporter decidieron mantener su web, ofrecer una edición PDF para nostálgicos y apostar por una edición de lujo de fin de semana. Habían perdido la guerra de la inmediatez. Y por eso apostaron por la profundidad, el análisis, la reflexión, los detalles. Pienso que muchos diarios acabaran transformándose en algo parecido a una revista semanal con edición diaria on line. Inmediatez por un lado. Profundidad por otro. Algunos sobrevivirán como edición diaria de papel, pero sacudiéndose el formato inmediato, ya presente en su edición on line. Y es que – todavía no nos hemos dado cuenta- los cambios no han hecho más que empezar. La historia de la carrera entre la tortuga y la liebre, en la que la libre arranca rápido-rápido pero al final se distrae y la tortuga llega antes, también se cuenta ya de otra manera. En el año 2010, ambos, tortuga (profundidad, reflexión) y liebre (inmediatez, Internet), ganan la carrera. Quizá porque la meta informativa de ambas ya no es la misma.

Votar en los Premios Bitacoras.com
Medio Oficial Premios Bitacorasúltimas noticias

post to facebook Meneame


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías