Posteado por: Bernardo | noviembre 24, 2010

Calle Amazonas

“Un niño sateré mawé con una careta de Batman en una favela de Manaos. Un teatro de la ópera acogiendo una obra del ex líder de Pink Floyd Roger Waters. El oscuro río Trombetas, hogar de comunidades negras descendientes de los esclavos huidos de épocas remotas. Barquichuelas que se mecen al son de una música tecnho atronadora. Una fábrica de componentes informáticos en medio de la jungla”. Así empieza la nota de prensa oficial que Altaïr ediciones ha enviado sobre Calle Amazonas, mi nuevo libro, que hoy ha salido rumbo a todas las librerías de España. Después de muchos meses de trabajo, correcciones, llamadas y mails, el libro está listo. ¿Qué es exactamente Calle Amazonas? La misma nota de prensa afirma que “con un estilo que parte de la crónica periodística y la literatura de viajes, para regalar destellos de prosa poética, el autor nos guía por la sorprendente y desconocida Amazonia del siglo XXI”. Está encajado en una colección de literatura de viajes, sí. Pero creo que huele un poco a crónica, al reporterismo que me ha empujado durante estos años por los rincones más inhóspitos de la Amazonia. Cuando Raimon Portell, editor de la colección, me pidió un proyecto, lo tuve muy claro: un libro de viajes por el lado más urbano de la selva. Lo de urbano merece un matiz. En una entrevista que aparecerá en el número de diciembre de la revista QueLeer lo explico así: “El Amazonas es una vía que unas veces es asfalto, otras agua, otras polvo, otras nenúfar. Por esta vía ecléctica, ingobernable, circulan todo tipo de personajes, mercancías, ideas. Es como una gran avenida, con sus esquinas, sus cruces. Los bancos de arena o las tormentas serían los semáforos en rojo. El Amazonas, y la Amazonia por extensión, es un lugar donde la ciudad, la cultura urbana, está muy presente”.
Tras años de peregrinajes amazónicos llegué a la conclusión de que la imagen de la Amazonia exótica es irreal. La jungla saber a urbe. En ellas hay fábricas, microchips, redes sociales. Y un manto de urbanidad que empapa hasta los más remotos rincones. Por eso este libro es un pequeño ajuste de cuentas con el imaginario de la Amazonia, con sus clichés y sus tópicos. En Calle Amazonas encontraréis historias delirantes, mágicas, surrealistas. Un pueblo – sigo con la nota de prensa- que sueña con cambiar su nombre por Fidelandia y reivindica el nacimiento amazónico de Fidel Castro. Esclavos de hoy que malviven varados en la autopista Transamazónica, explotados por los oligarcas que exportan al primer mundo. Médiuns que reciben a espíritus ingobernables en los barrios periféricos de Belém. Ríos, barcos, caminos, afluentes, avenidas, cables, carreteras, ungüentos, reptiles, semáforos. Creo que Calle Amazonas explica por qué el que el Partido Verde de Brasil forzó una segunda vuelta en las elecciones brasileñas. El desastre ambiental de Lula, en este libro, convive con la fascinación que me transmite la última frontera del planeta tierra. Un frontera que, si no se hace nada para remediarlo, camina hacia la industrialización forzada.


Presento Calle Amazonas en la Casa América de Madrid el próximo (10 de diciembre) y el Fórum de Llibreria Altaïr de Barcelona (15 de diciembre). Os espero allá.


Responses

  1. Bernardo, sabrías informarme si es posible conseguir el libro en Buenos Aires (Argentina) o tal vez en Bilbao? (tengo una hermana viviendo allí que podría enviármelo) gracias.

  2. Se va a distribuir en México. Todavía no sé si en Argentina. En Bilbao, por supuesto, ahí sí
    Un abrazo
    Bernardo

  3. Desde Amazonas, Manaus Brasil.

    La Paris del trópico, donde vivo en un barco, navegando por el Rio Negro uno de los lugares mas deshabitados del planeta donde aun es posible sentir la fuerza y el explendor de la naturaleza, pero tambien la industrializacion , y la pobreza de una garde urbe, que un dia fue llamda la Paris del tropico.
    La primera ciudad sudamericana en tener iluminacion publica,tambien havia tramvia,teatro, mercado palcios….derroche de ostentación y riqueza proveniente de la riqueza del caucho.
    Hoy mega ciudad de favelas contrastes decadencia y riqueza…..

    Abrazos Amazonicos
    jordi
    Nos vemos el dia 15 en tu presentacion en Barcelona, me gusto lo que he leido .

  4. […] esplendor y registrando las nuevas amenazas que se ciernen sobre sus habitantes. El resultado es Calle Amazonas (Altaïr, 2010), un viaje remontando tópicos hasta descubrir la esencia del “tiempo sin […]

  5. […] tan atentamente ácida – bordaron un programita intensamente gástrico. Me preguntaron por Calle Amazonas, mi nuevo libro, esa desventura de asfalto, lianas, ungüentos, esclavos y hormigas de fuego. […]

  6. […] que evocaba la figura de mi abuelo, recuerdos familiares, para explicar el conflicto. Y en mi libro Calle Amazonas me regodeo con intensidad en una primera persona sin la cual no entiendo la narración de algunas […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: