Posteado por: Bernardo | diciembre 29, 2010

Cuando el copy right es un señor talibán

Danger Mouse nunca habría creado el maravilloso The Grey Album, un trabajo donde el Black Album del rapero Jay Z se encuentra con samples no autorizados por The Beatles (ver vídeo). Rebellious Pixels, ese hacker de la cultura digital, no podría haber revisitado clásicos de Disney en clave ácida/política. El Club de Creativos de Madrid, eméritos publicistas, no habrían subtitulado películas de Joselito, aquel ruiseñor-venido-a-pájaro-traficante, en clave irónica. Si el copy right fuese un velo talibán como pretende la ‘ley Sinde’ del gobierno español la creación sería algo estático. Un camino de ida, sin retorno ni salida. Y lo que es peor: el creador, en la mayoría de los casos, no tendría el control total de su obra. Sería, como viene siendo hasta ahora, el intermediario el que tendría la sartén de los derechos por el mango. La discográfica, la productora. Increíble, insistente, pero cierto: cuando el dedo apunta a la luna el idiota mira el dedo. Cuando Internet apunta a otro modelo de distribución de cultura donde el intermediario (casi) sobra, el imbécil mira al Cd. O al Dvd. Al dedo/formato, al soporte anticuado, ese plástico que fue tan útil durante décadas, pero que ya no es necesario. Los Gobiernos intentan regular el batiburrillo de los derechos de autor como si en los últimos doce años no hubiera pasado nada. Como si no hubiese llegado una revolución tecnológica que ha cambiado todo. Como si no existiesen programas de P2P que permiten que cualquier ordenador intercambie contenido con cualquier ordenador. Como si no existiese una plataforma nueva, Internet, que permite subir y descargar música, por ejemplo, con un simple click. Actúan como si Lawrence Lessing no hubiera propiciado el movimiento free culture. Como si no existiesen licencias de derechos como Creative Commons que permiten al autor distribuir su obra sin derechos de autor (ganando dinero). Los Gobiernos siguen apoyando a una industria medieval que hace transacciones con plástico. Una industria que vende MP3 con cuenta gotas o libros casi al mismo valor que cuestan en plástico o papel. Una industria cegata que confunde Internet, esa plataforma, con una caja registradora. Cuando el dedo apunta a un nuevo modelo de distribución cultural Zapatero mira a la SGAE. Afortunadamente, en algunos rincones del planeta, como en Brasil, existen otros modelos donde los individuos contemplan la luna del futuro. La discográfica TRAMA incentiva el intercambio de canciones entre usuarios, vende MP3 a precios irrisorios, lanza álbumes exclusivamente en formato digital. El movimiento del techno brega de Pará, donde los propios autores autorizan que su música se venda en el top manta, donde los artistas controlan todo el proceso sin copy right ni intermediarios, ha probado que la vieja industria no tenia razón. Que hay artistas que viven de su obra sin ayuda de la industria o de la SGAE. Quizá por eso, el borrador de ley para regular los derechos de autor de Lula va en otra dirección. Se habla, sobre todo, de socialización de bienes culturales. De libre acceso a la cultura. De que la música, la literatura, ese patrimonio intangible, llegará a cualquier rincón de Brasil sin necesidad de plástico o celulosa.


Responses

  1. No se trata de todo vale, se trata de buscar el equilibrio entre creación y el acceso a la cultura y eso se logra modificando las reglas del mercado cultural actual que está al servicio exclusivo de las industrias del entretenimiento, todas ellas afincadas en USA y Japón.

    Leyendo tu libro he intentando conseguir algunos textos a los que haces mención. La mayoría no están en las tiendas españolas ni fisica, ni virtualmente. Menos mal que en América Latina hay muchos lugares que te facilitan acceder a informaciones y textos culturales vetados en el primer mundo por motivos económicos y/o ideológicos.
    Por eso conseguir la neutralidad de la red es fundamental.
    Pasalo bien en Chauen y Tánger y no te olvides de ir al Hafa Café.

  2. […] Cuando el copy right es un señor talibán alfacentauro.info/2010/12/29/cuando-el-copy-right-es-un-s…  por edunene hace 2 segundos […]

  3. […] noticia que signifique poner en entredicho al Copy Right, ese señor Talibán, me entusiasma. Y por eso, que Youtube a partir de ahora ofrezca la posibilidad de especificar si […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: