Posteado por: Bernardo | marzo 19, 2011

Un día tiene 50.400 horas

Se contratan científicos para construir marcas. Así de original es el título de una entrada del blog de la brasileña Colmeia TV, una de las mejores agencias de nuevo marketings. El centro del post de los científicos no es otro que el ´real time´. O sea: cómo ha cambiado el flujo de las historias. Antes: fuentes verticales distribuyendo un mensaje: Ahora: millones de personas produciendo datos/mensajes y distribuyéndolos en tiempo real. ¿Como se informaba antes de la existencia de Internet sobre un terremoto? No me acuerdo (risas). Hoy en día, se informa desde dentro y/o descentralizadamente, como el fenomenal experimento de Yorokobu. Real time, le llaman. Al margen del periodismo, que anda extraviado buscando el ritmo exacto del flujo de la noticia (buen texto de la consultora Fastrack media), el llamado real time ha dado un vuelco alucinante al mundo de la comunicación. Ni siquiera voy a hablar de Twitter, esa bomba a tiempo real. En el Mundo Hoy el receptor puede ser emisor. Y el emisor – periódico, marca- puede acabar siendo un altavoz de los mensajes de sus receptores. You tube recibe al día 50.400 horas de vídeo. Piensa un minuto sobre ello. 2100 días en un día. 70 meses en 24 horas. El proyecto Life in a day, producido por Ridley Scott y dirigido por Kevin Macdonald, del que ya os hablé, es otro ejemplo de cómo el real time ha desordenado (u ordenado, mejor dicho) todo. Os presento algunos casos espectaculares de real time que los amigos de Colmeia TV citan de pasada. Gente produciendo datos, vaya. Aprovecho una frase oficial de Colmeia para insinuar por dónde van los tiros de la nueva era de la comunicación: Hacemos experiencias interactivas (de marca o no) para distribuir historias. Para construir relaciones. Para divertir y entretener.

Talking tree. Un árbol belga equipado de todo tipo de sensores que mide la temperatura, el viento, humedad, contaminación. Y lo cuenta al mundo a través de Facebook, Twitter, You tube. En su site incluso existe un playlist, sonidos grabados por el árbol y subidos a Soundcloud.

Mapiness. Un fantástico experimento de la London School of Economics que está construyendo un mapa de la felicidad del Reino Unido gracias a los usuarios. Gracias a un aplicativo gratuito para Iphone, los usuarios informan varias veces al día cómo están, cómo se sienten, con quién están, qué hacen. Y si están felices.

Copenhagenwheel. Un proyecto que incentiva a los ciclistas de la capital danesa a instalar sensores en sus ruedas para medir la calidad del aire en todos los puntos de la ciudad. El teaser (ver vídeo inicial) no deja indiferente a nadie.

Quake catcher. Un proyecto que pretende detectar terremotos gracias a sensores instalados en ordenadores de todo el mundo. Me ahorro el japachiste , ¿ok?

Ashtmopolis. Un proyecto que incentiva a que los asmáticos instalen un GPS en sus inhaladores para detectar tendencias y mejorar las terapias anti asma.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: