Posteado por: Bernardo | mayo 4, 2011

Irlanda Aguirre (deconstructing Esperanza)

Tomás Gómez – líder del Partido Socialista Madrileño – acaba de dar pistoletazo de salida a su campaña. No parece fácil: tras luchas internas, zancadillas del comité central del partido y años de abuso de poder de Esperanza Aguirre (millones de euros invertidos en autobombo, mutilación de Telemadrid), un centro izquierda dividido en varios partidos, una izquierda-izquierda que no vota, una población flotante residente en Madrid que vota en sus pueblos, un inmigrante latino y católico que piensa que los socialistas queman iglesias … Y una izquierda desencantada con la gestión de Zapatero. La ciudad que capitaneó la transición por la izquierda de la democracia, el último bastión de la II República, tiene un reto importante: recuperar sus valores, la pluralidad, multiculturalidad y libertad que impera en sus calles. A bote pronto, desconstruir a Esperanza Aguirre me parece sencillo. Dará algunas ideas sencillitas. Otras, por obvias, ni las cito, como que el PSM tiene que desvincular el voto del 22M de la crisis y el gobierno central. ¿Qué debería hacer Tomás Gómez de aquí al 22 M para desbancar a su rival?

Tomás, el rebelde.. Si el nombre es el arquetipo de la cosa (y la rosa está dentro de la palabra rosa), Tomás Gómez debería estar dentro de una palabra/arquetipo. Lezama Lima decía que los arquetipos son los primeros animales de nuestro inconsciente colectivo. Los arquetipos hacen comprensible la historia, la sociedad, la cultura. Y cada político se apoya en un arquetipo. El sociólogo y experto en comunicación política Antonio Nuñez analizó magistralmente los arquetipos de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Zapatero llegó al poder encarnando dos arquetipos clásicos: el Inocente (dialogante, utópico, puro) y el Mago (creador de nuevas realidades). Rajoy siempre fue el Soberano (el padre, el jefe, el poderoso). No falla. Piensa en un político. Detrás hay un arquetipo real o creado. Bush era el Hombre Normal. Obama es el Mago y el Inocente. Y Tomás Gómez está apostando todo a tres arquetipos: el Rebelde (se opuso a Zapatero, lucha contra una soberana), el Héroe y el Hombre Normal. Su campaña de carteles de películas va en esa dirección. Su labor en el ayuntamiento de Parla, el ser el alcalde más votado de España, le convierten en Héroe. El riesgo del rebelde: transmitir la imagen de autodestrucción y poca consistencia. Quizá no sería mala idea que Tomás encarnase una parte del arquetipo del Sabio: contrastar su gestión en Parla con la de Esperanza Aguirre.

Esperanza, la condesa. El arquetipo de Hombre Normal, el cartel de su rostro hecho con fotos de personas de la calle, apunta directamente a una persona con título nobiliario. Una condesa que se viste de dos arquetipos: la Protectora (forzado,creado por su equipo) y Soberana (su vocación personal, su ambición sin límite). Es un acierto la estrategia de Tomás: a Esperanza hay atarcarla donde más duele. No estaría de más que super Tomás, el rebelde, atacase el patrimonio personal que no desvela Esperanza Aguirre: propiedades inmobiliarias, empresas y trapicheos mil. Un buen reportaje de Interviú desveló todo. Calcular cuántas cosas se podrían hacer con el patrimonio del condado de Murilo sería una demagogia inteligente. Que el ejército de mileuristas vea que quien les gobierna es de otro planeta. Que hay un expolio centenario detrás.

Irlanda Aguirre. Es de cajón, pero nadie lo ha hecho. Recopilando frases de “la condesa” de elogio a Irlanda, al neoliberalismo, se conseguiría una bomba explosiva. El Tigre Celta tan admirado por la lideresa se hundió. El modelo de sociedad – con pocos impuestos, poco Estado – de Irlanda e Islandia es el modelo de Aguirre. Buscando en los programas electorales del PP antiguos no sería difícil encontrar las causas del hundimiento de Irlanda. De ahí a elaborar un mapa de Europa con la Comunidad de Madrid ocupando el lugar de Irlanda hay un paso (yo lo he hecho en 5 minutos). Se podría realizar otra versión: Islandia Aguirre.

La ruleta de la ruina. Realmente, el derroche de recursos públicos en publicidad de autobombo en el gobierno de Aguirre ha sido exagerado. El vínculo entre recursos públicos derrochados y la trama Gürtel ha sido claro. Los gastos faraónicos con obras como los Teatros del Canal – entre otras – son conocidos. Se podría crear un social game en Facebook en el que se simulase una ruleta de la fortuna clásica de programa televisivo donde el concursante la pone a rodar y gana algo. En la “Ruleta de la ruina” de Esperanza el internauta clickaría en un botón, la ruleta daría vueltas y se detendría en un quesito concreto. En todos, el resultado sería un derroche, un gasto disparatado, una cifra de dinero público mal invertida. “Deja que aprenda jugando”, decía el filósofo Johan Huzinga en Homo ludens. La irreverencia, la diversión, puede movilizar a votantes socialistas desencantados. A los jóvenes que el PSOE ha perdido con la Ley Sinde. Haz caso a Maya Angelou, tomás: “Sabemos que la gente olvidará lo que dijiste, olvidará lo que hiciste, pero nunca olvidarán lo que les hiciste sentir”. Jugar es emotivo, primario, profundo. La “Ruleta de la fortuna” de Tomás sería antagónica: los resultados serían algo así como “en qué se habría gastado el PSM ese dinero”.

La piramide de la faraona. Extremadamente fácil sería construir un gráfico con forma de pirámide: dentro, de nuevo, todos los derroches de Esperanza Aguirre, que completan la forma de una pirámide. Debajo de la tierra, una pirámide idéntica pero con lo que se podría haber hecho. ¿Cuántos médicos se podrían haber contratado con los 700 millones de euros que Esperanza se gastó en autobombo? ¿Cuántos colegios se podrían construir? Puede ser visual information, (¡hola Público, hola La Información!) también un juego on line. Que el internauta tenga que dar la vuelta las pirámides. Otra opción: crear un juego “matacocos, matamarcianitos” clásico del Atari: pirámides con cifras de derroches de Esperanza lloviendo del cielo, y el jugador disparando. El juego atacaría directamente a la cara oscura del Soberano: su lado de tirano, de dictador.

Mario Bros Gómez. Un viral para ser lanzado en Youtube y Vimedo, apoyado en redes sociales. Un animador creará un vídeo de un minuto con la estética del videojuego Mario Bros. Mario será Tomás Gómez. En su carrera hacia la presidencia, Tomás Bros se encuentra con todo tipo de enemigos. Gaviotas del PP y Aguiluchos franquistas (volando en la misma manada), Gallardón en su tuneladora destrozando calles, Aznar, Bush y Blair abrazados a tres bandas bebiendo cubatas de petróleo, procesiones de capuchinos, coches de la basura recogiendo bolsas de dinero (puñetazo al PP y su nuevo impuesto), Esperanza disparando pelotas desde un campo de golf… En su carrera desenfrenada, Tomás evita que el Canal sea privado e inunde la pantalla y que Al Quaeda ponga otra bomba en los trenes de Atocha… En fin, un viral que daría muchísimo de qué hablar de bajísimo presupuesto.
*Podría desmontar la gestión de cualquier Comunidad, partido o país e inventarme 1001 campañas en contra. Me cebo en Esperanza Aguirre porque me divierte más. Y se lo ha ganado a pulso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: