Posteado por: Bernardo | mayo 25, 2011

La voz gráfica de la #Spanishrevolution


“Señores diseñadores, señoras diseñadores, creativos, ilustradores, directores de arte y mis admirados artistas visuales en general: esta es una iniciativa desinteresada de apoyo moral y estético al movimiento #spanishrevolution. Sin ánimo de bombo, te invito a colaborar”. Así de arrancaba el manifiesto del Voces con Futura, un blog que recopila carteles anónimos con los lemas que más han dominado las movilizaciones en las últimas semanas. Si faltaba una estética, ya está aquí. Si faltaba incorporar el diseño a la #Spanishrevolution, se ha colado por la ventana. Y los diseños, los carteles, los cibergritos, me encantan. Podéis ver todos pinchando aquí. Y lo curioso es que ha sido una persona que vive a miles de kilómetros de España la que ha tenido la iniciativa, la que ha aportado su hashtag de arena a la revuelta. El cóctel, el cruce de etiquetas, ya está reventando en Twitter: #spanishrevolution #vocesconfutura. “Me hubiera encantado estar allí. Es mi forma de acercarme a Sol y aportar algo”, afirma una de las personas de Voces con Futura, en una entrevista a Yorokobu.

No puedo evitar juntar ideas, mezclar diferentes entradas de blogs, iniciativas paralelas u oblicuas. Estuve muy pendiente de la iniciativa Rediseña el pasado, cambia el futuro, del colectivo franconohamuerto.com, de hace un par de meses. Corto y pego, asimilando lo que se estaba fraguando en el mundo, las posibilidades de las revueltas que vienen. “El diseño como motor de cambio. El cartel, como pólvora serena de las movilizaciones. ¿Qué habría pasado en el mayo del 68 francés si la Ecole des Beaux Arts de París, donde los estudiantes produjeron sin costes los carteles de las protestas, hubiera contado con una herramienta como Internet? ¿El mundo, más allá de los Pirineos, habría compartido el mensaje gracias a las redes sociales? ¿Qué habría pasado durante la Guerra Civil española si cartelistas como Josep Espert, autor de la mítica bota italiana llena de fascistas invadiendo España hubiera contado con la dinamita de Twitter? En el siglo XXI, las barricadas son digitales. Sociales, compartidas, descentralizadas. En la Roma de Julio César, apenas el emperador tenía capacidad para incrustar comunicados en la pared. En el mundo cibernético, los muros son infinitos, libres e ingobernables. Y la munición del diseño puede ser rabiosamente ácida.El sistema intenta imponer sus iconos. Barbies descafeinadas, banderas homogéneas, logos redondos. Pero los ciudadanos, en el siglo XXI, reinterpretan el mensaje, lo transforman. Y lo escupen sin muros ni tapujos”.

Atención pregunta que me hacía yo allá por el mes de febrero: “¿Qué pasaría más allá de los Pirineos sí una #Spanishrevolution estallase en 2011, con un mundo hiperconectado?”

Os espero en Twitter: @bernardosampa


Responses

  1. La imaginación y el arte ayuda en las revoluciones. Algunos son geniales, pero lo más importante es la espontaneidad que han volcado los ciudadanos con sus palabras, a veces, a través de una simple hoja.
    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: