Posteado por: Bernardo | agosto 11, 2011

Cómo descojonar cuatro histórias clásicas con tecnología básica

Me siento macarra, me siento inspirado. Bebo pelotazos de tecnología básica. Despedazo historias clásicas, redondas, usando mis juguetitos. Cómo se contaría la Crónica de una muerte anunciada, por ejemplo, en 2011? Estos fragmentos aparecen dispersos en el libro. Pasen y vean.

Crónica de una muerte anunciada. Gabriel García Márquez. “El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las cinco y treinta de la mañana para esperar el buque en el que llegaba el obispo. Mientras caminaba, su celular emitió un ligero pitido: un mensaje directo de Twitter, claro y conciso, que le explicaba quién, cuándo y por qué irían a asesinarle. Cambio de calle, cambió de plan…”

Rayuela. Julio Cortázar. Horacio y la Maga ya no se encuentran al azar, enamorándose, sobre el Pont Neuf, sobre el Sena parisino. Para nada: ambos están dentro de la red social Foursquare. En sus teléfonos móviles hacen check in en los cafés donde se sientan. Dicen exactamente dónde están en cada momento del día. Cuando están peleados, simplemente, se esquivan. No hay encuentros. No hay amor. París no existe

La guerra de las Galaxias. George Lucas. Luke Skywalker perdió media vida buscado a su padre: Hasta que un aplicativo de Facebook llamado Quién sabe donde le presentó a su progenitor. Cuando Luke ve que su papá es un monstruo desalmado sufre un ataque de histeria. Durante años, intenta olvidarse del universo jugando al póker, encerrado en una cabaña con tres Ewoks y su siempre fiel C-3PO. Aunque tiene la baraja trucada, pierde todo su dinero, su espada láser verde y su pasaporte intergaláctivo. Muchos años después, morirá alcohólico en su cabaña, indocumentado, sodomizando a una muñeca hinchable a la que llamada “princesa”. Murió sin saber que Leila era su hermana. Sin haber desenvainado nunca su espada. Sin saber que el Imperio extendió sus garras definitivamente gracias a una nueva arma de destrucción masiva, el fúnebre Fondo Monotario Intergalactico (FMI) que destrozó para siempre la Unión Ewok (UE). Hollywood nunca se interesó en contar la historia de semejante perdedor.

El barón rampante. Italo Calvino. Cosimo Piovasco di Rondo, que se subió cuando era un niño a un árbol para no bajar jamás, el barón que construyó su hogar sobre las ramas como acto de rebeldía, ya no sería El barón rampante, no. Calvino habría obligado a Cosimo a subir, simplemente, todos sus archivos, todos sus datos, toda su identidad, sus fotos de infancia, sus fetiches, a la nube. No quedaría resto físico de la memoria de Cosimo sobre la faz de la tierra. Se pondría la máscara de Guy Fawkes y nunca más volvería a hablar con su padres. No cambiaría cartas con revolucionarios del mundo ni amaría a mujeres entre las ramas. Coordinaría , en su cloudrevolución, ataques DsDos a bancos y subgobiernos verticales mientras charlaba con sus amigos invisibles en los chats RCI. Se enamoraría apenas de avatares. Su prueba de fuego para amar una mujer es matar 124 dragones juntos en el Dungeon & Dragon.

Estos textos los estoy escribiendo para un libro. Incorporaré los comentarios, de alguna manera, al libro.

Os espero en Twitter: @bernardosampa


Responses

  1. Genial! La Unión Ewok se va a la mierda. Lo sabía… Gracias Luke!

  2. Muy buena idea! Deconstruyamos el mundo

  3. En lugar de mi site porno,de cuya paja no quiero acordarme… ay ay
    qué mal pensadossssssss

  4. Dices 5 historias y solo he podido leer 4…

  5. “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de 20 casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. La conexión a internet era pésima y el mundo virtual era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo o dar un click con el mouse”.

  6. Si levantaran la cabeza…
    Abrá que compartir esto con D. Gabriel!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: