Posteado por: Bernardo | agosto 18, 2011

El bar que contrató a camareros psicoanalistas


Este texto aparece en el libro que estoy escribiendo. Incorporaré algunos comentarios del blog al libro

-Contame una historia indestructible, vamos, si quieres seducirme.
-Preparate…. Cuando abrieron el Bar Freud, en el que l@s moz@s (camareros) era psicoanalistas licenciados, nunca sospecharon que una idea tan obvia pondría patas arribas un país entero. El primer mes, el bar funcionó a medio gas. Los clientes pensaban que el eslogan del fondo de la barra, “pide algo, contale un problema, tu camarero es tu mejor psicoanalista” era una broma. O una estrategia barata de marketing. No acabaron de valorar la idea. Apenas protestaban, porque el precio de las bebidas era el doble de lo normal. Todo cambió cuando Clarín publicó una nota: “Primer bar del mundo con camareros psicoanalistas abre sus puertas en Palermo Viejo”. En un faldón de página par, con una foto pequeña en blanco y negro, la nota desgranaba el modus operandis y los principios fundacionales del Bar Freud. La bomba comenzó a estallar. La fila para entrar al bar, desde primera hora de la tarde, daba varias vueltas a la cuadra. Los porteños llegaban con toneladas de problemas, con existencialismos de doble filo, con traumas poliformes. Algunos lloraban por un penalti fallado por Maradona. Otro por el reino utópico de las Malvinas. Alguno porque quería vivir constantemente en el capítulo siete de Rayuela (dentro de un beso). Y bebían Fernet Cola como si fuese agua. Lo que nadie podía sospechar es que el hashtag que un desempleado de Boca creó en Twittter, #barfreudforpresident, haría reventar los sólidos cimientos de la democracia. Los argentinos comenzaron a escupir sus verdaderos problemas (y los imaginarios) a un ritmo trepidante. Y el Bar Freud – siempre hasta la bandera – se multiplicó en miles de blogs-espejo donde las conversaciones entre clientes y camareros se repetían a tiempo real. El real time del Bar Freud se convirtió en el virus nacional que casi sustituyó a la realidad. Las librerías de Corrientes se vaciaron. Por primera vez en la historia, los argentinos ya no leían libros. Y caminaban sonámbulos, escuchando el real time de Papá Froid – como pasó a conocerse el tugurio- en transistores, celulares o Ipads. Muchos, eso sí, se quedaban en casa enganchados al murmullo de sus computadores. El eco sustituyó al mundo. Mientras tanto, los jugadores del River Plate dieron un sangriento golpe de Estado, asesinaron a todos los políticos y fundaron la Iglesia del Fuera de Juego, que validaba todas las reglas, todas, siempre que ellos no bajasen nunca a la serie B.

-No está mal, aunque quizá está lleno de prejuicios, no? El anagrama argentino igual ignorante está mal, pero la metáfora Maradona es igual a Dios es perfecta. Pero yo lo dejaría en un Tuit. Es demasiado larga. “Cuando el bar Freud contrató a psicoanalistas como mozos, nadie sospechaba que su barra se convertiría en el espejo del subconsciente de toda Argentina y que las reglas del fútbol sustituirían a la constitución

Os espero en Twitter: @bernardosampa


Responses

  1. genial bernardo.
    saludos

  2. ¿El Tano Pasman ha ido no? http://www.youtube.com/watch?v=8OU1mW0Ty_Y
    Soy yo quien quería quedar en el capitulo 7 de Rayuela y Susana Leoni se ha ido por el Fernet.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: