Posteado por: Bernardo | agosto 31, 2011

Somos Anonymous. Somos Legión

Este es un extracto del reportaje que publico este mes de agosto en Playboy (edición España).

“Primer error: limitarse a describir Anonymous como un grupúsculo descentralizado de enmascarados que luchan por objetivos concretos, con un espíritu ciberlibertario, desde el anonimato. Antes de hablar de ´grupo´ hay que aclarar la etimología “anonymous”. En torno al año 2004, el término “anonymous” se popularizó en imageboards (tablones de imágenes) como 4chan.org. Los usuarios que dejaban un comentario sin identificarse aparecían cono anon (forced anon según la policía). Muchas personas bromeaban, como si Anon fuese una persona. Tanto que Anonymous se convirtió rápidamente en un meme (fenómeno de Internet). Anonymous, antes que grupo o colectivo, fue una conciencia colectiva. La primera gran conciencia colectiva de la era de Internet. Un heterogéneo supracerebro formado por miles de células desconocidas entre sí con escasa o nula relación.

Segundo error: identificar en Anonymous unos ideales claros y creer que se perseguían
los mismos con seriedad. El fenómeno Anonymous se fraguó con irreverencia, humor
e informalidad en la Encyclopædia Dramatica, un wiki lanzado a finales del año 2004. La Encyclopædia Dramatica, que llegó a ser definida como un hermano gemelo diabólico de la Wikipedia, se convirtió según la revista Wired en la verdadera cuna de Anonymous: “un lugar donde sel vasto universo paralelo de bromas internas de Anonymous, frases hechas y obsesiones es cariñosamente anotado”. Trolling culture en estado puro. Un mundo paralelo de identidades falsas, sin censura ni jerarquías, donde todas las voces tienen el mismo peso. Los foros de usuarios de la Encyclopedia Dramatica fueron emigrando a canales de chat privados IRC (Internet Relay Chat). Y el ecléctico meme Anonymous, simplemente, se divertía. Anonymous –supraconciencia o grupo – participó intensamente en la elaboración de las irreverentes The rules of Internet, unas wiki-normas irónicas redactadas colectivamente. Leyéndolas con calma, en estas leyes de Internet se pueden identificar algunas de las señas identidad de lo que, unos años después, el mundo conocería como grupo o colectivo Anonymous: Somos Anonymous (regla 3), Anonymous es legión (4) o el contenido original es original apenas unos segundos antes de hacerse viejo (21). También están presentes el descontento con el mundo (416. I CAN GET NO… SATISFACTION!), la desconfianza de las explicaciones oficiales (42.5. Nada es sagrado. 2012. La ciencia no existe. Dios no existe. Sólo Chuck Norris existe) o el pesimismo (413. El mundo acabará con una tormenta de meteoritos). Lo curioso es que algún “ano” escribió una continuación: las nuevas “unofficial official” reglas de Internet, sintetizando y poniendo orden. Unas reglas que los “políticos no pueden dictar”, porque “Internet es para la gente y para la gente”. Tanto en las reglas y en las nuevas reglas, toda una constitución para los Anonymous, hay una reverencia inconsciente a la libertad de Internet: todo lo que es bueno es un virus (181), Internet no tiene límites (regla ∞.∞.), todo puede ser descargado gratis en Internet (181)”.

Os espero en Twitter: @Bernardosampa


Responses

  1. Salvaguardar la Paz y el Equilibrio (la Vida) se empieza a comprender como una tarea de los Estados, no como misión de un “Império”.

    NOMBRE: EXTRARGENTINA
    CARÁCTER: REINDEPENDENCIA
    FECHA: 13 de Agosto de 2011 (Luna Llena lunar de Acuário, día Sábado, Saturno, Chronos, Ré, Femenino; prévio 14 de Agosto, Domingo, Sol, Rá, Luna Llena en lunar Piscis, Masculino).
    Declaración: “Argentina, Reina del Plata, con sus Buenos Aires, Eterna, Firme, Declara su Reindependencia, Soberana de la Sabiduría Ancestral del Cielo, el Agua y la Tierra, su Cuarto Elemento, EXTRARGENTINA!”

    29 de Agosto de 2011
    LUNA NUEVA de “VIRGO” lunar, prévio LIBRA! (Día Lunes, Luna, octavo mes “8” Agosto, 2011, en Inicio de Signo de “VIRGO”, Sexto “6” Signo Zodiacal Solar)
    NOMBRE: EXTRARGENTINA
    CARÁCTER: EXTRAINDEPENDENCIA (INDEPENDENCIA NIDEPENDENCIA)
    Declaración: “Sobre nuestras espaldas, Chronos y Cosmos plasman la Inteligencia de la Responsabilidad Universal. Soberanos Responsables de la Sabiduría Ancestral del Agua, el Cielo y la Tierra. EXTRARGENTINA, donde el Bien, el Mal, el Consciente, el Inconsciente, lo Visible, lo Invisible, la Matéria y la Energía, se encuentran en un equilibrio armónico, interactuando en un mismo Tiempo y Espácio.
    Vivir en Paz, Amar en Vida!”

    23 de Octubre de 2011 (elecciones presidenciales Argentina)
    LUNA MENGUANTE del Cuarto Cuartel de “VIRGO” lunar, prévio LIBRA! En Inicio Signo de “ESCORPIO” (Octavo “8” Signo Zodiacal Solar)
    CARÁCTER: VERDAD Y AMAR, VERITASISMO Y VERATISISMO.
    Argentina, 8º país en tamaño territorial mundial!
    Declaración: “Convocamos e Invocamos, Pedimos y Rogamos, a todos los Espíritus del Bien de todos los Universos de Todos los Tiempos y Espácios, a luchar y defender a la Verdad como suma protectora ideal de la Justicia; Eterna, Infinita, Digna Divina Dueña de toda Vida del Pasado, en el Presente y el Futuro. La Consciencia Magnífica de la Verdadera Realidad, Única, Transparente, Sana y Saludable!”

    No te voy a mentir ni te voy a vender. Argentina es mujer, Buenos Aires es chico y Buenos Ayres fué una niña. Extrargentina es bien macho pero es invisible a la retina. EXTRARGENTINA son cuatro cosas y es ser Dios en la Tierra!

    “El símbolo, joya poco valorada por los que rechazan todo cuanto no responde a los postulados de un racionalismo estricto, es, sin embargo, paradigma del ser y posibilita en cierto modo que las cosas sean. Su prioridad frente a cualquier otra forma de significación va siendo reconocida por todos cuantos no adoptan una visión del mundo sólo inteligible desde un punto de vista racional.
    Este mundo racionalista moderno vale tan poca cosa como el mundo antiguo o el de mañana, puesto que implacable la guadaña de Chronos ha de segar estas cabezas y estas voces, como otrora segó las del pasado y un día segará las por venir. La visión existencialista
    del mundo -que es la que nos sitúa de modo exclusivo en el plano del antes y del después, del aún y el todavía- es abominable como han dejado bien patente los escritos de atareadas mentes como las de Sartre y Heidegger. La angustia y la náusea se apoderan del hombre inteligente cuando éste reconoce el mundo y la vida simplemente por lo que son en
    realidad, dejando a parte la fantasía.
    Sin embargo cabría preguntarse con los antiguos, hoy tan olvidados, si el mundo de la realidad concreta, el mundo de hoy -en el cual vivimos anhelando, haciendo y padeciendo una historia particular socialmente ubicada- tiene acaso el gran poder de coacción sobre nosotros
    que generalmente se le atribuye. El hombre moderno, que es el hombre histórico -aquel que se identifica absolutamente con la época, el contexto cultural y la moda-, es un fetichista porque cree en la existencia, es decir, en la realidad absoluta de lo espaciotemporal, realidad que por cierto el propio Einstein, con lo más avanzado del método positivista, ha dado en negar. También hoy dice cualquiera que el mundo, la existencia y lo que se
    afirma en determinada situación, es relativo, y así es en efecto. Pero ¡cuán lejos está el hombre moderno de poder encamar esta verdad que con la razón vislumbra y que según conveniencia aserta!
    ¿Qué valor daremos, pues, al símbolo? ¿Con qué nombre nuevo nombraremos hoy lo ya sabido? De ser concepto o metáfora el símbolo sería en verdad bien poca cosa, y no haría sino recargar los ya sobrecargados canales de la computadora cerebral del hombre de hoy. El
    símbolo no es una manera más poética o hermosa de decir cosas ya sabidas, aunque también sea eso. El símbolo es el fundamento de todo cuanto es. Es la idea en su sentido originario, el arquetipo o forma primigenia que vincula el existir con el Ser. Por él a modo de puente el
    ser se manifiesta a sí mismo: crea un lenguaje, inventa los mundos, juega, sufre, cambia, nace y muere. Pues precisamente por el símbolo la existencia y la realidad del mundo sucesivo dejan de ejercer su tiranía sobre la mente. Las ideas-fuerza, grabadas desde la antigüedad
    en la piedra y la madera, cantadas y dichas en el mito con inspirada gracia, y escenificadas en el drama perpetuo de la naturaleza y la vida, operan en nosotros un retorno, una reubicación en lo atemporal anterior al tiempo. El símbolo y su desarrollo en forma de mito son otra historia, otra fantasía si se quiere, pero que tiene la virtud de acercarnos a la inmutable
    fuente oscura de donde surge toda luz y toda palabra. El símbolo es el instrumento de la creación y también el instrumento del retorno. El conocimiento del símbolo, también llamado gnosis, para distinguirlo del conocimiento conceptual, acumulativo o discursivo, nos pone en contacto con una fundamental ignorancia, que según Sócrates y los maestros de
    cualquier tiempo y lugar, es el objetivo de la filosofia. Filosofia que aquí ha de entenderse en sentido propio, como amor a la divina Sofia (en griego “Sabiduría”).
    La visión simbólica del mundo, que fue la de los antiguos, los cuales unánimemente se expresaron nada más mediante símbolos y mitos, es la visión ingenua y directa, que supera las mediaciones culturales, por más que tiempo y cultura influyan y condicionen la forma sensible del símbolo. Lo simbolizado no es de ningún modo el símbolo sino aquello inexpresable
    que no podría decirse de otro modo de no ser por aquella forma que en lo sensible lo manifiesta. El Cielo no es la Tierra, ni la diestra es la siniestra, ni la montaña es la ciénaga, por más que distintos pueblos y culturas y épocas hayan variado y mezclado los nombres de estas ideas-fuerza. Lo simbolizado está siempre más allá y por encima del vehículo sensible
    o formal que lo simboliza, de otro modo, Cielo y Tierra, montaña y ciénaga, diestra y siniestra no serían sino agregados de moléculas o de palabras, que no significarían más que una indefinida cantidad de relaciones en la combinatoria horizontal de la lengua.
    Frente a las idolatrías de la existencia y del devenir, el símbolo nos remite a lo atemporal y supraconceptual. Por esto se lo llama idea-fuerza. El símbolo es factor de esencia y por ello está en el umbral del No Ser. Ver el símbolo supone por tanto morir, o quizá despertar de nuevo ai olvido, «esta otra forma de la memoria>~ como dice Borges. Olvido del
    mundo y de cuanto sabemos, retorno del no saber, de la infancia, del silencio, del misterio, que literalmente significa quedarse mudo ante lo inefable, la absoluta transcendencia de lo humano inscrita en el corazón del hombre.
    Los símbolos son para soñar, y el sueño, cuando es reparador, es siempre una partida que prefigura y actualiza la muerte. Soñar para morir. Para recibir el símbolo, para que ocurra la cábala (pues kabbalh significa recepción, del hebreo kibbel, recibir), supone necesariamente vaciar la mente de todo cuanto ella sabe, para que brille con todo su fulgor lo que ella desde siempre ha sabido y no ha querido ver, por este extraño y paradójico aferramiento a la vida y a su preocupación, que los mitos describen como Caída. El símbolo no se puede entender.
    El símbolo se hace en nosotros cuando la mente, el sentimiento, el instinto y el cuerpo somático, se ponen en consonancia de manera que haya orden en aquella Ciudad con mayúscula que Platón describe con letras grandes en la Politeia. La recepción del símbolo o su revelación tiene, pues, como paso previo el orden en la Ciudad. Obedezca, trabaje y viva duramente el cuerpo como siervo que es. Produzca ricos y hermosos frutos y obras, y sea frugal el alma concupiscible, como buen artesano. Obre para darse y morir nuestro ánimo, que es la casta guerrera. Reconozca la mente sábia su ignorancia y acalle en ella su inquietud.
    El orden en la Polis es la Gran Paz instaurada por Hércules, hacedor de ciudades. La paz, como dice Dante en el inicio del De Monarchia, es premisa de la contemplación, que es el estado natural del hombre. Cuando contemplamos algo, la cascada, el pájaro, el fuego, ocurre el símbolo en nosotros, e inadvertidamente se acerca el alma a sú no ser. No hay entonces espectador, sino sólo lo que hay. Reconocemos lo Uno en el Todo.
    Todo esto viene a completar la idea vulgar de símbolo, expresada según es fama por Saussure y otros estructuralistas, en su versión primera, y desarrollada más tarde por los constructivistas: Wittgenstein, McLuhan, Berger y García Calvo, por citar sólo unos cuantos.
    La sociología y la lingüística estudian el símbolo en cuanto mediación entre los hombres, y no ven en él más que su dimensión en el plano temporal de las convenciones. La generalidad de los hombres llama león a esta fiera, jaguar a esta otra, Everest a aquella montaña, y canoa
    a ese vaciado tronco, pero estas significaciones convencionales, socialmente transmitidas y personalmente interiorizadas, no entrañan en sí mismas las inefables concomitancias que el león, el jaguar, el Everest -montaña más alta del mundo- y la canoa -que permite surcar el río- despiertan en el corazón del hombre genuino. Tales concomitancias, llevadas a la conciencia, es decir, seria y tranquilamente consideradas, son el camino de la anamnesis, la reminiscencia, que es el sentido más perfecto dado por Platón a la memoria. Memoria de lo que fui y seré, olvido de lo que soy. En verdad considerados desde el símbolo ser y saber
    son una misma cosa. La presencia de los símbolos posibilita, pues, aquel discurrir acerca de ellos que constituye la sociedad, la historia y la cultura. La significación en general, la concepción del mundo, las doctrinas, las teorías, las ideologías, se construyen socialmente, qué duda cabe.
    La piedra de que están hechas es piedra caída de los cielos, la voz de los ángeles que desde siempre está revelando al hombre un único y tautológico mensaje salvador. Hermes, el mensajero, nos inicia en la ciencia de. los símbolos, nos invita a un divino comercio, hurta para
    nosotros la única moneda que puede procurarnos pan y cobijo eternos: la piedra caída del cielo. El símbolo es la piedra de los filósofos, porque nos abre al no saber, a la nesciencia.
    Genera en nosotros la que Nicolás de Cusa llamó docta ignorancia.
    La vida como problema concreto carece de interés para el filósofo, puesto que es fácil ver que aquélla no tiene solución y acaba necesariamente con la muerte. Suena aquí terrible la antigua voz del buda Shakyamuni, que acabado de nacer en esta tierra se pregunta:
    ¿Quién resolverá la enfermedad, la vejez y la muerte? ¿Quién quitará el sufrimiento del mundo? Después de considerado, el Buda jura no reencarnarse ya más. El suicidio, como bien ha visto Heidegger, es el único problema filosófico serio, entendiendo aquí suicidio no
    como el accidente fisico ocasionado por una mente compulsiva, sino la radical y consciente negación de lo que yo no soy de modo permanente.
    Los símbolos son el más antiguo cantar. El principal de ellos es la naturaleza virgen.
    En ella espontáneamente se explayan estas formas universales del día y la noche, la bóveda celeste, el polo, los puntos cardinales, los metales, los planetas, los luminares. Todos los sabios y los genios de la humanidad han reconocido que la naturaleza es la principal maestra, el Liber Mundi, la primera y más alta escritura. El paraíso terrenal era el estado natural del
    hombre, cuando no comía del árbol de ciencia del bien y del mal. Ni buena ni mala, el símbolo representa la realidad tal como es. Y por más que la ciencia de los símbolos sea conceptualmente contradictoria en sus afirmaciones y negaciones, su conocimiento es el más coherente,
    verdadero y exacto, aunque no se pueda comparar ni medir. La experiencia del símbolo, si así pudiera llamarse, es única, es pura cualidad. La cualidad, según Platón afirma, es lo bello y lo bueno de cada cosa. Y añade que de las cosas buenas y bellas el filósofo asciende ,
    por la dialéctica (lit. «leer através~~) a la idea (del griego eidos, forma) del Bien y de lo Bello; la filosofia se alimenta, pues, de la contemplación de la naturaleza.
    Desde la visión que el símbolo introduce en la mente del hombre la realidad socialmente construida y la llamada «vida cotidiana>~ no son sino ofuscaciones momentáneas, por más que social e históricamente generalizadas. Entendida su raíz, el error no merece ser analizado
    y estudiado en sus modalidades y detalles, ya que ello contribuye a legitimarlo y consolidarlo.
    La verdad no la construye el pueblo, ni la gente de la calle, ni el uso social, ni ninguna malévola clase, ya que todas estas entelequias relativamente existentes son engañosas fantasmagorías que nos distraen de lo auténticamente creador. «El sueño de la razón
    engendra monstruos», dice Goya.
    Como bien han observado los surrealistas, y Dalí en cabeza, la humanidad ha estado sometida en estos siglos racionalistas y positivistas a un hambre atroz de otra clase de alimento necesario. El ayuno forzoso de la humanidad doliente en lucha por la subsistencia cesará con la obra del artista. Él es quien reconoce lo sur-réel, lo que está por encima de lo
    real, que no es decir poco. El arte así concebido involucra necesariamente la forma de vida, de modo que ésta, explayandose en el símbolo y reconociéndose en el mito, aparece como una poética integral y el artista abandona su subjetividad para expresar algo universal que
    está aquí y el arte comprende, recrea y divulga desde siempre. No hay simbólica sin arte ni arte fuera del símbolo.
    La concepción estética de las formas artísticas, hoy generalizada, es ciega frente a las posibilidades cognoscitivas que el arte encierra, puesto que limita su función al placer que producen las formas bellas, o a las sensaciones psíquicas que la forma genera. No es mala la
    experiencia estética por sí misma, pero no hay en ella arte mientras no intervenga el conocimiento, conocimiento de sí mediante los símbolos que aquellas formas están manifestando.
    Por ello el legado arqueológico y cultural de todos los pueblos antiguos y tradicionales sólo puede apreciarse recibiendo su mensaje simbólico, más allá de las peculiaridades de modas, estilos e influencias que la expresión de aquél pueda presentar en cada lugar y cada época. El arte de los antiguos es otro valiosísimo libro abierto para quien pueda y quiera aprender de la filosofía perenne.” DICCIONARIO DE LOS SÍMBOLOS – Prólogo a la Edición Castellana.
    J. OUVES PUIG
    Bajo la dirección de
    JEAN CHEVALlER
    Doctor en teología. profesor de lilosofia con la colaboración de
    ALAIN GHEERBRANT

    MANTRA:
    Paz Ciencia,
    Ciencia de la Paz,
    La Paz no es una Ciencia.
    La Paz es Vida,
    Vida es Paz,
    Amar es Vida,
    Amar la Paz,
    La Pazciencia.
    La Paz, Bolivia!

    ADVERTENCIA:
    Ojo con los Inmorales, se creen Inmortales!
    Amorales? AMOLARES, Amo Lares!

    DIOS (Planeta Tierra desde el Sol, 4)
    DOS (Planeta desde el Sol, Marte)
    UNO (Unidas Naciones Organizadas)
    1 (“TODO”)

    UNOS, Unidas Naciones Organizadas y Sociales
    UNAS, Unidas Naciones Apasionadas y Sindicales
    (Brasil, te damos la Fuerza con UM -União Maternal-, Ojos con UNOS y Manos con UNAS -no UÑAS-)
    UMA -União Maternal Americana- (Dilma, poné a Brasilia a trabajar, VARIG + VAGOS = VARIGOS! -extraboludos que piensan volar con el peso de la sobérbia lujúria indiferencia-).

    Fuente de creación y de vida es la mujer que se protege en la familia; Veritasismo y Veratisismo. Veritas Ismo – Ver A Ti Sismo. VERDAD Y AMAR! Acción y Reacción! (abismo de las verdades, encontrar al otro en si mismo).

    Deberes Humanos (Deber = De Ver)
    • Nadie debe vengarse.
    • No vengar nada ni nadie.
    • No deber nada a nadie retribuyendo siempre.
    • No vengo, voy!

    Y si no les atrae la Reindependencia, y tampoco la Extraindependencia, les ofrezco:
    I de Independencia
    Í de Reíndependencia (Reí de la Independencia)
    Libreindependencia
    Preindependencia
    Repreindependencia
    Librepreindependencia
    Calibreindependencia

    NACIENTE ARGENTINA: EXTRARGENTINA!

    MUJERES CONSCIENTES, CRISTINA, PONGAN LOS PUNTOS, UNOS (¿MÉXICO, CUBA, VENEZUELA, ARGENTINA? etc…?) y UNAS (PACHAMAMA… TIERRA PATRIA… AMÉRICA DEL SUR… 123?).

    YO NO VENGO A TRAER PAZ, SINO ESPADA!
    (ESPADA NO ES ESPAÑA, RATZINGER, RAT SINGER)!

    LA ESPADA ES VIDA, VIDA ES PAZ, AMAR ES VIDA!
    AMAR LA PAZ, LA PAZ BOLIVIA!
    A+A=ÁFRICA!

    UNIÓN CÍVICA RADICAL = VÍ ACCIÓN UNICARDIAL = EXTRARGENTINA! (123, 2014)

    Si las Corporaciones mandan, que se hagan cargo de la Ética!

    Si nosotros vivimos del Estado, el resto vive de Prestado! PRE ESTADO!

    Somos todos ALUMNOS y MAESTROS! El Papa visitó Madrid (España), ignora lo que fué la antigua Grecia! Es el cielo que tiene Brasil en su bandera, lleno de estrellas, donde lo que brilla es lo que está al Sur pues el norte es una cofradia de piratas sin bandera! Son todos piratas, por eso una sola estrella (el hemisfério Norte hoy apesta, también en la pirámide corporativa).

    El Capitalismo es perversión, un séquito de liberales frígidos de tanta orgía que niegan su enfermedad rechazando la salud ajena!
    El capitalismo es un cúmulo de enfrentamientos, de conflictos a causa de diferencias inexistentes (inventadas).

    VIVA LA PATRIA! (EXTRARGENTINA)
    CARA DE AJO!
    GLÓRIA O SUERTE!

  2. Argentina? Extrargentina!
    Si ustedes son Terrestres, yo soy Extraterrestre!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: