Posteado por: Bernardo | septiembre 15, 2011

Amazon contra las cavernas de la celulosa

“No puedo hablarle de los planes para contenidos electrónicos. Tenemos una tienda de música en mp3 en otros países de Europa, pero no tengo ahora mismo ningún plan que anunciar en ese sentido para España (…). Con el Kindle pasa lo mismo: los clientes españoles pueden comprar los productos Kindle en Amazon.com (…) Es verdad que los editores españoles se muestran aprensivos sobre el mundo digital y tratamos de animarles a firmar con Amazon, pero es un proceso que todavía está en marcha (…) Nosotros respetamos la ley en todos los países y estamos orgullosos de ello. Cada país elige cómo quiere limitar o favorecer la distribución de bienes culturales (…)

Greg Greeley, vicepresidencia para Europa de Amazon, en declaraciones a El Pais. Infelizmente, el desembarco en lengua española de Amazon no ha sido completo. No habrá contenidos digitales. Ni Ebook ni Kindle ni el Kindle Auto Publishing que arrrasa en en Estados Unidos y permite que cualquier escritor publique sin necesidad de firmar con una editorial. El Gremio de Editores sigue anclado en el reino de los libros de texto y el precio fijo. La complejidad de los derechos de autor en el Imperio SGAE ha echado para atrás a Amazon. Normal: ¿qué se puede esperar de un país en el que CEDRO – la entidad que gestiona los derechos de autor – lanza informes cavernícolas llenos de prejuicios frente a los formatos digitales? ¿Qué podemos aspirar en un rincón del mundo (como tantos) que cobra un 4% de IVA a los libros físicos y un 18% a los digitales? Menos mal que existen personas como Carlos Almeida, director del Buffet Almeida, con una visión clarividente. Mientras los editores españoles se aferran a capa y espada al papel y a mochilas escolares llenas de pesados y carísimos libros de texto, Brasil planea distribuir tablets (gratuitamente) en los colegios públicos del país

*Mi libro Calle Amazonas, por cierto, está en el catálogo de Amazon. Buena jugada de mi editorial Altaïr, porque así llegará a tantos rincones de España donde no llegaba.

Os espero en Twitter: @bernardosampa


Responses

  1. Lo de las tabletas ya funciona en Corea del Sur, pero claro acá mientras mantengan una media de 240 euros de libros de un sólo uso por niño, queda todo dicho… en dos años se gastan lo que nuestros padres se gastaron en nosotros hasta que nos fuimos de casa.
    Cuando se les fue de las manos? o los padres de ahora no piensan o peor. la tv les borró la memoria.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: