Posteado por: Bernardo | septiembre 30, 2011

Dos proyectos de creación colectiva del 15M

“Y en la tele dan la muerte lenta/ de algún experto en el mundo global, / y oyes el timbre y al abrir la puerta/ hay una multitud haciendo crac/ Una multitud haciendo crac”. Así de contundente suena la letra de Cómo hacer crac, una canción que Nacho Vegas ha compuesto para la Fundación Robo, un colectivo que está creando una bizara y fresca banda sonora colectiva del movimiento 15M. La Fundación Robo nació, según explica La Información, inspirada en el colectivo italiano Wu Ming, que engloba a varios escritores bajo esa firma (que significa “sin firma” en chino) y distribuye sus obras con licencia copy left. Cada semana diferentes artistas suben inspiraciones indignadas a la Fundación Robo en la plataforma bandcamp. Robo resume algunos conceptos que inspiraron la Spanishrevolution. Y las ideas y dinámicas que salieron reforzadas tras el 15M: plataformas abiertas, licencias flexibles, la convergencia cultural que alaba el remix de las obras y su mutación colectiva.

Precisamente acaba de nacer otro proyecto inspirado / movido por estos aires: el 15M.cc. Laboratorio de procomún. Quieren crear un documental y un libro sobre el movimiento 15M. Y quieren hacerlo colectivamente. Procomún: un paso más que Robo. Procomún: una nueva vuelta de tuerca colectiva por la que pasará el mundo en los próximos años. El procomún, según el investigador Antonio Lafuente, “es una idea muy sencilla y muy antigua: describe los bienes que son de todos y de nadie al mismo tiempo”. El procomún tiene un lazo estrecho con conceptos como propiedad colectiva o espacio público. Pero también con el de remix. La remezcla continúa una obra. La transforma. Propicia nuevas creaciones a partir de una base. Y es que la obra – música, libro, cuadro, plaza – no acaba cuando el creador quiere. Crece, renace, muta. En la edad digital – la edad contemporánea ya está agotada, nuestros bisnietos estudiaran estos años como el inicio de la era digital – el remix es colectivo. El Dj Gurú, idolatrado en la edad predigital, está en extinción. La tecnología facilita que cientos, miles, millones de individuos puedan participar en la creación de una película o un libro. Por eso quieren lanzar el documental y el libro con el modelo más abierto de la licencia Creative Commons. Quieren que la obra llegue al máximo número de personas posible. Si lanzasen el libro o el documental con copy right les encerrarían en una prisión. Si hubiera existido la propiedad intelectual – me apropio de un pedacito de un libro del colectivo Wu Ming – la humanidad no habría conocido la epopeya de Gilgamesh, el Mahabharata y el Ramayana, la Ilíada y la Odisea, el Popol Vuh de los mayas, las leyendas del Graal y del ciclo artúrico, el Orlando Enamorado y el Orlando Furioso, Gargantúa y Pantagruel, todos ellos felices productos de un amplio proceso de conmixtión y combinación, reescritura y transformación, es decir, de “plagio”, unido a una libre difusión y a exhibiciones en directo, sin la interferencia del intermediario. Por todo ello, los políticos, algunos medios de comunicación y los gestores de la industria cultural han entendido poco o nada del movimiento 15M. Poco o nada de esta era digital que nuestros nietos estuadiarán en sus tablets escolares en un nuevo sistema educativo P2P.

Os espero en Twitter: @bernardosampa


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: