Posteado por: Bernardo | noviembre 17, 2011

El derrochador laberinto del voto por correo

He votado por primera vez desde las elecciones municipales de 2003. Tengo la sana costumbre de estar lejos de España. Y cambio de ciudad con relativa frecuencia. He intentado votar en todas y cada una de las elecciones. Misión imposible. Siempre había un problema burocrático. El censo estaba cerrado, faltaba algún papelajo. Algún ministerio, institución (INE, Junta Electoral) llegaba cuando yo estaba ya en otra ciudad, las papeletas no llegaban. En esta especialísima ocasión, ante un tétrico escenario bipartidista y un sistema electoral medieval-surrealista, redoblé mis ganas de votar. No es fácil, creedme. Fijaos el laberinto desincentivador de las instrucciones Cómo votar por correo. Corto y pego tal cual:

“Cumplimentar el impreso de solicitud que le remitirá la Oficina del Censo Electoral (no olvide firmarlo).
Acompañar el impreso de solicitud de uno de los siguientes documentos:

-Fotocopia del DNI.
-Fotocopia del Pasaporte expedido por las autoridades españolas.
-Certificación de nacionalidad (de expedición gratuita por el Consulado o Embajada en la que esté inscrito).
-Certificación de inscripción en el Registro de Matrícula Consular (de expedición gratuita por el Consulado o Embajada en la que esté inscrito).
-Remitirlo todo lo antes posible, y en todo caso no más tarde del día 22 de octubre, a la Delegación Provincial de la Oficina del Censo Electoral de la provincia en cuyo censo esté inscrito en España. Puede consultar las direcciones aquí.

Increíble pero cierto: tuve que gastarme unos 10 euretes para que mi carta llegase a la Junta Electoral a tiempo. Vivo en Brasil y , por A, B o C, el correo ordinario no siempre funciona. Por eso aposté por el certificado. ¿No tenemos derecho automático al voto? ¿No existe un sistema informático que automáticamente reconozca dónde están censados los votantes? Pues parece que no. La reforma electoral que el PP y el PSOE aprobaron con diurnidad y alevosía en enero de 2011, la misma que estableció la obligatoriedad de avales para partidos sin representación, eliminó de un plumazo el derecho a voto en las municipales. Y estableció este nuevo trámite-traba para poder votar: enviar una carta a la Junta Electoral Provincial. No sirve un correo electrónico, no. O un click en alguna web. Del DNI electrónico ni hablamos (el adaptador que me compré el año pasado se muere de risa en el armario). El resultado de esta reforma, que Gaspar Llamazares (IU) calificó del “mayor escándalo electoral” de los últimos años, es un descenso clarísimo en el número de votantes: el próximo domingo apenas tienen derecho a voto 136.380 españoles expatriados (menos de un 10% del total). En las pasadas elecciones regionales (ya que nos vetaron en las municipales) apenas votó el 5%. Un detallito que incorporo tirando de experiencia personal: uno de cada tres españoles ni siquiera se registra en los consulados. Directamente pasa de las autoridades nacionales. Estimulante democracia, ¿verdad? La bromita del voto por correo – una broma de mal gusto, por cierto – le ha salido al Estado por la friolera de 38 millones de euros. Cada Junta Electoral te envía a casa un mega sobre (Exprés y aéreo) con todas las papeletas. Como sobra dinero, pues imprimen 900 millones de papeletas. Y luego tiran a la basura 500. Mientras en el Estado de Oregon, en Estados Unidos, empiezan a votar a través del Ipad, en España sólo falta que habiliten un sistema de palomas mensajeras. Podemos pagar a hacienda con el DNI digital. O incluso resolver nuestras deudas con la ayuda de un teléfono móvil. De democracia digital ni rastro.

La viñeta es de Forges.
Os espero en Twitter: @bernardosampa


Responses

  1. Esos requisitos se hicieron precisamente para evitar el voto de los muertos que durante ha funcionado en Galicia principalmente y también en Canarias, comunidades con gran cantidad de población inscrita en el CERA pero que al final una persona podía llegar al correos del país de turno y llevarse sacas enteras de documentación para votar.

    Luego ocurría que llegaban misteriosamente todos los votos para un partido en concreto (misteriosamente) o que votaba gente que llevaba años muerta pero que no se había dado de baja en el CERA porque no era automática la baja

    http://www.meneame.net/c/9542794

    Así votó una emigrante gallega fallecida
    http://www.lavozdegalicia.es/fotos/2009/02/25/01101235546338882302476.htm

    Las familias envían los votos de los parientes fallecidos e informan de la fecha de la muerte
    http://www.farodevigo.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008031400_4_207951__Galicia-familias-envian-votos-parientes-fallecidos-informan-fecha-muerte

    De hecho hay un documental en el que se demuestra cómo votar personas muertas
    http://uncontadordehistorias.blogspot.com/2008/11/quilombo-electoral.html
    http://mallos.es/2009/02/demostracion-de-como-o-noso-sistema.html

    Ya que estás en Brasil, podrías hablar con la emigración gallega y te pondrán al corriente aunque los casos más flagrantes durante años han ocurrido en Argentina y Uruguay

    De la misma forma que las obligaciones por decirlo así para pedir el voto, se hacen precisamente para que el elector demuestre que está vivo o que directamente no vote porque sí como ha ocurrido durante años.

    Y por cierto, que un emigrante pueda votar en unas municipales pero no pueda votar un inmigrante que sí está en ese ayuntamiento…

    • Creo que cualquier persona que nace en una ciudad y tiene a su familia y amigos allá, debería poder votar siempre. Estoy a favor de que cualquier inmigrante vote no solo en las municipales y regionales, sino también en las generales. Otro absurdo más…

      • Pero no es una persona que conozca la realidad del día a día de su municipio.

      • Discrepo. Puedes conocerlo a la perfección. Además, puedes estar pagando impuestos al Ayuntamiento. ¿Qué sentido tiene que no te dejen votar? Con esa regla, tampoco estás al corriente de tu Comunidad Autónoma ni del Gobierno Central

  2. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos El derrochador laberinto del voto por correo alfacentauro.info/2011/11/17/el-derrochador-laberinto-del…  por madrimemata hace […]

  3. Totalmente de acuerdo con el contenido del post. Vivo en el extranjero, cambio de pais con frecuencia y me registro en el consulado nada mas llegar. Por supuesto, tb me inscribo en el censo para no residentes para poder votar. Parece q todo eso no es suficiente. Burocracia y mas burocracia arcaica para nada.

  4. […] el blog de “Desde Alfa Centauro“ Share this:TwitterFacebookLike this:LikeBe the first to like this post. Posted in […]

  5. Los abusos del sistema se podrían haber corregido de otra forma. Hay muchas opciones y si usamos sistemas digitales posiblemente aún más. Siempre hay opción de fraude pero no por ello hay que reformar las cosas hasta hacerlas imposibles para la mayoría.

    http://circunscripcionexterior.wordpress.com/


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: