Posteado por: Bernardo | noviembre 22, 2011

Tecnología para una nueva democracia

“La única barrera para el voto electrónico, hoy por hoy, es la Ley Electoral”. La frase no es de ningún perroflauta antisistema. Viene de Juan Gil-Ortega, director de procesos electorales de Indra, uno de los gigantes tecnológicos de España. Y la pronunció hace cuatro años, en declaraciones a El Mundo. Indra, que no se caracteriza por sus ideas progresistas en política, proporciona la tecnología de recuento electoral, a parte de a España, a países como Francia o Inglarerra. Y presumen de tener el mejor, más rápido y eficaz sistema de recuento del mundo. Existe tecnología para establecer un sistema híbrido de voto presencial y electrónico. Indra la tiene. La empresa catalana Scytl también ofece una alternativa de voto digital. Algunos países del mundo tienen un sistema de urna digital. Presencial en el territorio, pero que evita el engorroso y derrochador método de papeletas, envío de sobres, recuentos manuales expuestos a errores humanoso corrupciones. Brasil presume de (y exporta) urnas digitales.

Como ha afirmado el pensador digital Manuel Castells, “no se trata de imponer una nueva forma de voto, excluyente, sino de añadir nuevas formas de participación. Se puede votar presencialmente, pero facilitar el voto digital”.1,5 millones de votantes tuvieron la posibilidad el domingo de identificarse, que no votar con el DNI electrónico. La única barrera para una democracia digital es, pues, una decisión política. El Estado de Oregon, en Estados Unidos, usará el tablet IPAD de Apple para que los discapacitados voten. Tecnología sobra. Insisto: falta apenas voluntad política.

La iniciativa Demo4punto0 que Democracia Real Ya está defendiendo para incentivar la participación política va en la dirección híbrida que sugiere Manuel Castells. Participación digital de los ciudadanos en las votaciones del congreso. En junio de 2010, Juan Moreno Yagüe, abogado sevillano, redactó un escrito de carácter administrativo, solicitando al Congreso de los Diputados que le permitiera participar en las votaciones de la Cámara desde su casa, por Internet. Demo4punto0 va en esa dirección: sugiere “la posibilidad de descontar una pequeña cuota de representación a cada uno de ellos”. Haciendo cuentas rápidas (corto/pego de la web del proyecto): por cada cien mil ciudadanos que votaran on-line, un escaño volvería al pueblo. Si fuéramos un millón, pues diez escaños para la ciudadanía. Simple. Democracia Real, de verdad. Cuando estoy interesado, entro y voto. Y cuando no, que vote su Señoría, que para eso se le paga”. Los escaños reconquistados por el pueblo se restarían proporcionalmente a los diferentes partidos políticos.

Ambas propuestas (voto digital y demo4punto0) son perfectamente compatibles, profundamente democráticas y muy necesarias en estos momentos de desgobernanza bipartidista.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: